Traductor

10 julio 2006

Crucifixión (1954)



Crucifixión (1954)

Metropolitan Museum – Nueva York

Este cuadro también es conocido por “CORPUS HYPERCUBUS” y en él se advierte la evidente influencia vanguardista intelectual en su creador.

El significado del segundo nombre deviene de que un hipercubo es un objeto cuatridimensional; pero que sólo es posible imaginarlo a través de fórmulas matemáticas. Dalí realiza su desarrollo tridimensional en la cruz formada por ocho cubos unidos por las caras, aunque el problema se plantea a la hora de intentar doblar este objeto, en cuatro dimensiones, para que se unan entre sí todas las caras. En el suelo vemos la proyección en forma de cruz latina como una previa conversión a dos dimensiones.

La cruz posee unas propiedades de simetría que representó un desafío para su creatividad genial a la hora de desarrollar el cuadro. El Cristo aparece suspendido en el espacio y, por ello, su propia ingravidez, al estar flotando sobre la cruz sin ningún tipo de sujeción, le proporciona un aspecto etéreo y marcadamente espiritual que parece ser el objetivo a conseguir por el pintor en este magnífico cuadro.

Ana Alejandre

© Copyright 2006. Todos los derechos reservados.