Traductor

17 noviembre 2014

Retratos singulares - Elvis Presley

Ana Alejandre                                                                                                     
Elvis Presley

            Cantante y actor estadounidense (Tupelo (Mississipi), 8 de enero de 1935- Memphis, 16 de agosto de 1977) cantante y actor al que llamaban «el Rey del rock and roll» o simplemente «el Rey», fue no sólo un icono cultural, sino que después de su temprana muerte, se convirtió en un mito al igual que otros artistas que murieron jóvenes como Marilyn Monroe o James Dean.
            Con sólo 19 años comenzó su fulgurante carrera musical en la que conocería el éxito de multitudes, convirtiéndose en el mejor cantante del rock and roll, -además de haber hecho popular la música afroamericana-,  y en un símbolo sexual para millones de fans de los cinco continentes.
            Fue llamado a filas en 1958. Durante su estancia en el campo de instrucción en EE.UU., su madre murió prematuramente, a los 46 años, por una insuficiencia cardíaca. Su muerte desoló profundamente a Elvis que estaba muy unido a ella y con la que tenía una relación basada en la mutua confianza que les llevaba a llamarse con motes cariñosos. Después, durante su estancia en Alemania, donde fue destinado por el ejército para continuar su servicio militar, conoció a la que sería su esposa, por entonces una adolescente de 14 años, Priscilla Beaulieu, con la que se casaría  en 1967 y se divorciarían en 1973, y de cuyo matrimonio nació una niña que después, paradojas del destino, sería la esposa por breve tiempo de otro cantante famoso e idolatrado que murió muy joven también, como fue Michael Jackson
            Volvió a retomar su carrera artística en 1960, una vez finalizado el servicio militar. En ese año su apoderado durante dos décadas, Tom Parker, le convenció en la década de los sesenta para que se dedicara más al cine y a grabar bandas sonoras que a la música en directo, no volviendo a los escenarios para dar conciertos hasta 1968, en un especial de televisión que le valió varias giras musicales más tarde y conciertos en Las Vegas.
            En 1973 dio un concierto retransmitido vía satélite, Aloha from Hawaii que fue visto por más de  1.500 millones de espectadores en todo el mundo, lo que le catapultó aún más al podio de la fama universal.
            Deslumbrado por el éxito y espoleado por sus muchos compromisos musicales y cinematográficos, a lo que se sumaba su propio fracaso matrimonial que le dejó desolado, comenzó a resbalar por la escarpada pendiente del consumo de alcohol, drogas, barbitúricos y medicamentos que lo convirtieron en un hombre sólo, derrotado por su propia fama, su vida personal y sentimental inestable, con diferentes amantes sucesivas después de su divorcio, y por su soledad absoluta aunque permanentemente estaba rodeado de gente que vivía de él y lo consideraba una fuente inagotable de dinero, la llamada "mafia de Memphis".
             Su aspecto físico se transformó -aunque conservaba las largas patillas que eran su marchamo de identidad personal-, en una imagen deformada por el aumento de peso, el abotargamiento de las facciones que lo convertían en una caricatura de sí mismo, del hombre que luchaba desesperadamente para seguir manteniendo el control de su vida, sabiendo que ya estaba herido de muerte, mientras recibía las ovaciones del público que le seguía fielmente en sus actuaciones, enfundado en sus trajes blancos de flecos y bordados con lentejuelas de colores que trataban de imitar a los famosos trajes de cowboy, en versión festiva y de espectáculo.
            Elvis Presley, el blanco que cantaba como un negro, murió en pleno y caluroso mes de agosto de 1977, ya sin el respaldo protector de sus guardaespaldas que le acompañaban desde sus inicios musicales, porque su padre decidió despedirles por ser bruscos con los fans, lo que valió a Elvis muchas demandas, aunque también se corría la voz que los había despedido por hacer demasiadas declaraciones sobre la grave drogadependencia de Elvis.
            Elvis Presley fue el cantante más completo del panorama musical estadounidense del siglo XX, porque dominaba todos los géneros musicales, entre ellos el country, el pop, las baladas, el gospel y el blues, demostrando que en sus genes se mezclaban sus orígenes escoceses, irlandeses, alemanes y hasta los que provenían de una tatarabuela india cherokee. Llegó a ser conocido, por sus movimientos sensuales que despertaban el entusiasmo del público en sus actuaciones, y ser llamado "Elvis, la pelvis", lo que le molestaba profundamente.
            Su voz de infinitos registros se sigue oyendo en las innumerables grabaciones de discos que dejó, sus conciertos grabados, películas, actuaciones en radio y televisión, dejando el profundo eco de una voz portentosa que parecía clamar desde el micrófono la triste realidad de un hombre que, habiéndolo tenido todo, no tenía nada más que la soledad y la sensación de derrota íntima y personal que le llevó a buscar consuelo, olvido de sus fantasmas interiores y la seguridad perdida, en las drogas, los barbitúricos y el alcohol, en una constante huida, aunque nunca llegó a ninguna parte que no fuera el centro de su propia y absoluta soledad que lo mató, famoso, millonario, premiado y reconocido por todos, pero el éxito no pudo nunca ofrecerle la felicidad que le negaban sus continuos fracasos sentimentales y la sensación de que todo lo que había conseguido no valía nada en comparación con lo que había perdido por el camino, por esa senda estrecha y escarpada donde fue cosechando éxitos, dinero, fama y soledad, al mismo tiempo, en un cóctel peligroso y mortal de necesidad.
            Su casa de Memphis, en la que quedó sumido en la inconsciencia de la que no despertó jamás, ahora es un lugar de peregrinación, como si de un santuario se tratara, visitado por cientos de miles de fans cada año que siguen produciendo incontables ganancias para sus herederos, que viajan desde todo el mundo para llegar, ver y tocar la suntuosa casa en la que vivió y murió un mito al que adoran, lugar en el que están expuestos sus discos de oro y platino, premios, trajes, fotos, recuerdos de una vida malograda que consiguió el éxito, pagando por ello un precio demasiado caro, porque Elvis sólo existía sobre un escenario, recibiendo el aplauso del público, pero que después se apagaba igual que los focos al terminar el espectáculo en el que se había convertido su propia vida, la que quedó inerte definitivamente en ese sueño eterno en el que se sumergió, por efecto de las drogas y los medicamentos y por el peso de la propia fama que terminó aplastándolo, poniendo fin al hombre para que naciera el mito que ahora es y será siempre, inmutable y eterno, en el Parnaso del que nunca bajará para convertirse de nuevo en un ser mortal, pleno de contradicciones y miedos que lo llevaron a la muerte.

Página oficial
                 

30 abril 2014

Michael Jackson

Michael Jackson al final de su vida convertido
en una caricatura de sí mismo
                Michael Joseph Jackson, conocido como Michael Jackson, cantante, compositor y bailarín estadounidense de música pop y su diversas variantes, por lo que se le atribuye el sobrenombre de el "Rey del Pop", nacido en Gary (Indiana), 29 de agosto de 1958 y fallecido en Los Ángeles (California), 25 de junio de 2009.
            Este artista, negro con alma blanca, comenzó su carrera musical a los cinco años, uniéndose al grupo formados por sus hermanos y llamado al principio de The Jackson Five, y posteriormente como The Jackson. Desde my pronto se convirtió en el líder del grupo por sus extraordinarias facultades para bailar y cantar. Bajo el patrocinio de Berry Gordy's, el grupo se hizo famoso gracias a sus discos y a sus conciertos y apariciones televisivas. El primer álbum de Michael en solitario Got to Be There (1971) lo lanzó a la fama como artista en solitario.
            Después de dejar el conjunto musical familiar, hizo el papel de Espantapájaros en el film musical El mago (1978) de Sidney Lumet y grabó el Off the Wall (1979), que incluía varias composiciones suyas. Su disco Trhiller (1982), obtuvo ocho premios Grammy y pasó a ser el álbum más vendido de la historia hasta ese momento.
Michael Jackson en la cima de la fama
            Poco después volvió a unirse a sus hermanos para realizar juntos una gira de seis meses, después de que The Jacksons sacara el disco Victory (1984). Además, obtuvo un resonante éxito al componer junto a Lionel Richie la famosísima canción We Are the World (1985). tema que fue interpretado conjuntamente por más de 40 cantantes famosos y cuyos beneficios obtenidos, tanto por el disco y el video correspondiente, se destinaron a diversas organizaciones dedicadas a la lucha contra el hambre en el mundo.
            Siguieron sucediéndose, uno tras otro, los éxitos de este artista en solitario como fue el disco Bad (1987) que tanto el sencillo que le dio nombre como el video de la canción se convirtieron en superventas.  Al igual sucedió con Dangerous (1992) y con la canción Remember the Time de ese mismo año. Más tarde, en 1995, publicó Scream y  también Chilhood y seis años después sacó Invincible (2001).
            Su biografía salió publicada en 1988 con el título de Moonwalk. Su figura ya empezaba a verse envuelta en diferentes escándalos por acusaciones de pederastia, aunque éstas no le restaban un  ápice de admiración por parte de sus millones de fans que apostaban siempre por su inocencia, y le obligó a hacer frente a demandas millonarias por parte de los padres de los niños supuestamente abusados por el artista. En sus últimos años de vida, su fama se vio ensombrecida por el eco de las continuas denuncias sufridas por dicho motivo, y su salud se resentía también por las continuas operaciones y tratamientos que sufría para conseguir ser blanco y dejar la negrura de su piel y facciones propias de su raza que nunca aceptó.
Michael Jackson cuando aún ho había
empezado su proceso destructivo
            Esa búsqueda de la blancura que su propia naturaleza le negaba y que le convirtió, poco a poco, en una caricatura de sí mismo, con la mascarilla que le tapaba la cara para evitar contaminaciones por los fuertes tratamientos que sufría para aclarar su piel y también tener que ir bajo un negro paraguas que evitaba que los rayos solares pudieran tocar su blanca piel artificial que conseguía a base de injertos y de terribles tratamientos blanqueantes que lo iban convirtiendo cada vez más en una imagen monstruosa, ambigua, a lo que ayudaba el maquillaje de ojos y boca que usaba fuera del escenario también.
            Todo esto le iba convirtiendo no en el blanco que siempre soñó ser, sino en el blanco de todas las críticas y miradas estupefactas de quienes veían su espantosa transformación en una máscara en la que las diversas operaciones le habían borrado la expresión del rostro, el de una persona normal de cualquier raza o color, para convertirlo en una espantosa imagen artificial, como de muñeca de barraca de feria pintarrajeada, que ocultaba el espantoso drama que vivía quien no aceptaba su raza, su imagen física, por lo que trataba inútilmente de ser un hombre blanco postizo que en todo momento recordaba al hombre negro que subyacía debajo de todo aquel espanto de tratamientos blanqueantes y cirugía estética, de cremas y potingues que no podían borrar de su rostro lo que la naturaleza le había dejado como herencia natural y vitalicia, es decir, su propia condición de hombre negro. Además padecía de vitíligo y lupus como afirman sus más allegados, lo que le obligaba a extremar las precauciones y convertirse así en un enfermo perenne, cubierto de mascarillas para prevenir las posibles infecciones e impedir que el sol le diera en su rostro blanqueado y desprovisto de rasgos y expresión alguna, lo que le convertía en una patética máscara viviente de un ser  asexuado,.
            Por eso, una noche cualquiera, la del 25 de junio de 2009, tratando de huir del insomnio perenne que sufría, murió por una dosis excesiva de tranquilizantes y somníferos que le pidió desesperadamente a su médico de cabecera, cayendo definitivamente en el profundo pozo del sueño eterno, cuando ya la ruina económica le estaba cercando, aunque su talento musical seguía intacto, al igual que la admiración de todos sus fans que le lloran desde entonces, por su talento inigualable y su capacidad creativa que ha dejado una obra excepcional dentro de la música pop de la que siempre demostró ser el rey aún no destronado.

Vínculos:
Su discografía,  temas on line  y todo lo relativo a su obra musical, se puede ver: